Proyecciones de su propia psiquis

En esta nota, Darío Capelli sostiene que la burla de Milei sobre el apellido de Lali Espósito, en un país que hizo de la lucha por la identidad una de las vigas fundantes de la vida democrática, constituye un acto de lesa civilidad. La falta de control emocional y la propensión al enfrentamiento constante por parte del presidente Milei, plantean serias dudas sobre su capacidad para liderar de manera responsable y sensata. Jacques Lacan señaló que la agresividad no puede ser reprimida sin consecuencias. En este sentido, las acciones de Milei podrían tener repercusiones negativas a nivel personal y político. La confrontación pública con Lali, es solo un ejemplo de la deriva emocional del presidente y su falta de sensibilidad social. No la ve, ni la siente.

 

LALI – POR DARÍO CAPELLI

Relacionado

Un comentario

  1. Joseph & Joseph

    Estamos ante una extraña y peligrosa mezcla de ultraderecha :

    Joseph Raymond McCarthy + Joseph Goebbels

    Alarmante el análisis del PsicoEscenario que expone la ” entrevista ” montada entre Milei y los 3 ” comunicadores “.
    Algo así como los 4 jinetes del apocalipsis argento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *