“Una hoja al viento”

Hugo Presman hace una recopilación de la cantidad de dislates que constituyen el discurso de Milei y sus seguidores, y bucea en sus fuentes demostrando que no hay nada original en el apóstol de la Escuela Austríaca de Economía. El peligro enorme que la Argentina se convierta en el Conejillo de Indias de una experiencia sin antecedentes en el mundo.

ARGENTINA ANTE LA POSIBILIDAD DE SER UN CONEJILLO DE INDIAS – POR HUGO PRESMAN

Por Hugo Presman*

(para La Tecl@ Eñe)

La Libertad Avanza pone en discusión lo que el conocimiento humano ha descubierto y descifrado a lo largo de siglos de investigación científica. Y así es que pone en duda desde que la tierra sea redonda hasta la eficacia de las vacunas. A proponer la sustitución de la propia moneda en favor de una extranjera y a dinamitar el Banco Central;  a eliminar la educación obligatoria y gratuita, “porque la idea de la educación pública es parte del manifiesto comunista”; y a que la salud sea un privilegio para el que pueda pagarla.  Tampoco duda en calificar al Estado como una organización criminal, aunque Javier Gerardo Milei intentará dirigirlo asumiendo la presidencia y consciente que al mismo tiempo lo calificó como“ un pedófilo en el jardín de infantes, con los nenes encadenados y bañados en vaselina”. Propone además suprimir toda la obra pública reemplazándola por la inversión privada, y a privatizar las calles de las ciudades. Desde volver a la estafa de la AFJP a no pasar por el Registro Civil porque lo maneja el Estado. Desde proponer que el mercado sea un Dios sin Estado, a llegar a plantear que “si una ruta no es rentable para el sector privado es porque no es deseable socialmente” aunque sea necesaria para los habitantes de un pueblo pequeño.

El verdadero enemigo es EL ESTADO, ya que el único que sabe lo que debe hacerse es el MERCADO. Por eso en materia de educación reflexiona: “Vos me preguntas qué pasa si lo aportado voluntariamente por la sociedad no es suficiente para financiar determinada cantidad de educación. Bueno, eso significa que los agentes están expresando que no quieren tanta educación. Entonces ¿por qué habría que robarle a la gente ese dinero para financiar ese gasto? ¿Quién determina cuál es la cantidad óptima de educación que debe haber en una sociedad? Puede haber personas que decidan estudiar muchísimo y otras que decidan no estudiar en lo más mínimo. Nadie tiene el conocimiento suficiente para determinar cuánto es óptimo. Lo que es óptimo es que vos tengas el financiamiento que los individuos decidan. Si vos creés que es poco, es un problema tuyo porque tus preferencias son distintas a la de la sociedad. Si creés que es poco, aportá más vos. Pero no se lo exijas por un medio violento a otro que lo haga. Si yo necesito más dinero para financiar algo que me gusta, y quiero que lo financies vos, entonces no puedo mandar a un patotero a que te robe el dinero y decir: “Ah, este hombre me dio dinero a mí”. El patotero del ejemplo es obviamente EL ESTADO. Y sigue el anarco capitalista: “Es cierto que el sistema genera injusticias. Pero eso es culpa de la gente que decide reemplazar la mano invisible por la mano de hierro del Estado robándole el dinero a algunas personas para dárselo a otros”. Y respecto a la justicia social sostiene el economista autocalificado de libertario: es “aberrante» y lo define según sus palabras: «Es robarle a alguien para darle a otro, un trato desigual frente a la ley, que además tiene consecuencias sobre el deterioro de los valores morales al punto tal que convierte a la sociedad en una sociedad de saqueadores».

Sobre la contaminación de los ríos sostiene: “Una empresa que contamina el río, ¿dónde está el daño? Lo que no está bien definido ahí es el derecho de propiedad. Esa empresa puede contaminar el río todo lo que quiera ¿saben por qué? Porque como hacen equilibro parcial, no ven el problema del equilibrio general, que es que sobra el agua. En una sociedad donde les sobra el agua y el precio del agua es cero, consecuentemente ¿quién va a reclamar el derecho de propiedad de ese río? Nadie, porque no puede ganar plata”

Por lo tanto, la solución es: “¿Qué creen que va a pasar si el agua empieza a escasear? Deja de valer cero, entonces empieza un negocio, alguien se va a ocupar de apropiarse de ese río y ahí va a haber derecho de propiedad y van a ver cómo se termina la contaminación, terminarán negociando la calidad del agua, le buscarán la forma pero lo van a resolver”

Sobre el cambio climático opina: “No niego el cambio climático, digo que existe en la historia de la tierra un ciclo de temperaturas y este es el quinto punto del ciclo, la diferencia con los cuatro anteriores es que no estaban los seres humanos….todas esas políticas que culpan al ser humano del cambio climático son falsas y sólo buscan captar fondos para financiar vagos socialistas que escriben papers de cuarta”.

Sobre los impuestos: “Se llaman impuestos porque nadie está dispuesto a pagarlos de manera voluntaria. Aquellos que viven del Estado, para poder convivir con su conciencia, han decidido llamar al pagador de impuestos contribuyente. Llamar al pagador de impuesto contribuyente, es como que el violador llame novia a la mujer que viola.”

Sobre la portación de armas: pretende que cualquier ciudadano que esté en condiciones de solicitar la tenencia legítima de armas pueda hacerlo sin ser desalentado por el mismo Estado.

Sobre la venta de órganos: “Hay que encontrar un mecanismo de mercado para la compra y venta de órganos. No hay peor solución que la que implica la garra del Estado. Siempre lo mejor es que los individuos actúen libremente.” Carlos Soratti, presidente del INCUCAI, el organismo estatal de los trasplantes le contestó”: “No hay ningún país donde los trasplantes sean un mercado.”

Sobre la venta de bebes propone un “mercado libre de los mismos”. La Licenciada en Psicología Alicia Stolkiner le respondió: “Lo que desconoce Milei es que no todo puede ser un bien transable, por ejemplo, un niño, porque nada garantiza que ese niño que vendieron en un mercado libre no se use para un trasplante de órganos, para pedofilia o pornografía infantil”

Propone terminar con los medios públicos, la agencia Télam, la televisión y la radio pública, el canal Encuentro y Paka-Paka.

Aunque es autárquica, el INCAA que se sostiene con un impuesto en las entradas y derechos en las plataformas, Milei, con la ignorancia que lo caracteriza, propone disolverlo para disminuir el déficit.

La ciencia argentina, orgullo nacional, está en peligro. Propone reducir el Conicet a una oficina y que todo lo financie el mercado.

En materia laboral tiende a suprimir la legislación laboral y en materia de indemnizaciones coincide con “Juntos por el Cambio” de ir al modelo de la legislación de la construcción.

EL CAMINO ECONÓMICO

Milei nos propone seguir sus propuestas para ser Italia en 15 años, Alemania en 20 años y en EE. UU en 35 años. El único antecedente temporal parecido fue el de la autodenominada Revolución Argentina con la Presidencia de Juan Carlos Onganía. En ese entonces supo decir que sólo había objetivos y no plazos, seguramente especulando también que la biología ayudara para terminar con la vida de Perón. Recordemos que el Rosariazo, el Cordobazo y otros azos terminaron con Onganía; el Viborazo con su sucesor Roberto Marcelo Levingston; y Alejandro Lanusse, con trampas y proscripciones, tuvo que aceptar que a Perón le daba el cuero y debió aceptar su regreso.

Milei parece que piensa gobernar hasta tener 87 años. Lo notable es que, para llegar a ser Italia, Alemania y finalmente EE. UU nos invita a transitar el camino de la dolarización de Ecuador y El Salvador. Con sus propuestas es probable que terminemos siendo países inexistentes que por pudor no nombra que siguieron ese camino como las Islas Marshall, Micronesia, Palau, Timor Oriental y Zimbabue.

Y la demolición del Banco Central que nos conduce a países que Milei ni nadie tomarían como meta a alcanzar: Andorra, Islas Marshall, Islas de Man, Kiribati, Mónaco, Nauru, Tuvalú, Palau.

La motosierra reduce el Estado a su mínima expresión: propone privatizar a todas las empresas del Estado con el slogan que un Estado empresario es un oxímoron porque siempre lo privado es mejor, como si no hubiéramos pasado por el menemismo y remite a Menem y Cavallo como el mejor presidente y el mejor Ministro de Economía de la historia argentina. Eso puede hacer pie en los argentinos nacidos en el siglo XXI, pero no en la mayoría que padeció el modelo del realismo mágico que implosionó en la crisis del 2001, malvendió el patrimonio acumulado de generaciones de argentinos y dejó una herencia que aún hoy padecemos.

“El austríaco” propone una economía absolutamente abierta para terminar con la industria argentina y con la reducida clase obrera. Un territorio convertido en un garito y millones de argentinos emprendiendo el exilio. Si este proyecto descabellado llegara a la Presidencia, puede preverse al “Paraíso Libertario” con represión y grupos de choque, con todos los derechos hibernando y con persecución a los opositores; con sectores del establishment apoyando, con políticos de las dos coaliciones saltando las trincheras y buscando un lugar bajo el sol. Su viabilidad será directamente proporcional a la capacidad de resistencia social.

Foto: Leandro Teisseire/Página 12.

EL CAMINO EXTERIOR 

EE. UU e Israel como modelos, trasladando la embajada argentina en Israel de Tel Aviv a Jerusalén; ruptura de relaciones comerciales con Brasil y China por motivos ideológicos, desarticulación del Mercosur y retiro del BRICS. Es de prever una reacción de las patronales del campo que convertirán a la lucha contra la Resolución 125 en una suave llovizna.

Alberto Benegas Lynch (hijo) a quien Milei califica como “el mayor prócer del liberalismo argentino”, pidió en el acto de cierre de campaña de “La Libertad Avanza” , romper relaciones con el Vaticano. El líder de este movimiento calificó al Papa Francisco de imbécil en el 2020 y en los años siguientes dijo que “es el representante del maligno en la tierra”. En reportajes ha dicho que Bergoglio está siempre parado del lado del mal porque apoya a los impuestos, tiene afinidad con los comunistas asesinos y viola los Diez Mandamientos al defender la justicia social.

LA CONTRADICCIÓN INSALVABLE 

Primero fue su candidata a vicepresidenta Victoria Villarruel que realizó una larga trayectoria de reivindicación de la dictadura del terrorismo de Estado y luego Milei enarboló integralmente su argumentación en el segundo debate presidencial.: Hubo una guerra, hubo excesos, se discute el número de víctimas.

Milei cita en cada discurso la definición de Alberto Benegas Lynch sobre el liberalismo: “Es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, la libertad y la propiedad privada”

Durante la dictadura establishment-militar que reivindica La Libertad Avanza, nada de eso se respetó. La vida como dijo el escritor uruguayo Mario Benedetti, era un blanco móvil, la picana un emblema, la tortura un método, los vuelos de la muerte una forma cobarde de asesinato, la apropiación de bebés un delito aberrante,  quedarse con los bienes de los desaparecidos fue una metodología. Como reivindica delitos de lesa humanidad, deberían cambiarle el nombre a este partido: debería llamarse “La Libertad no Avanza”, porque los libertarios son un fraude envuelto en una palabra sagrada.

No es ninguna casualidad el uso de fechas que en forma entre despectiva y peyorativa, hace Milei. Se refiere a los últimos 40 años, como un viaje por el desierto, que es el tiempo de la democracia iniciada en 1983, o 1916 porque están en contra del voto secreto y obligatorio de la ley Sáenz Peña que permitió las primeras elecciones limpias y el triunfo de Hipólito Yrigoyen.

Su asimilación de las críticas es nula y sus respuestas bordean el delirio. Ante sus desaprensivos consejos de dolarizarse y retirar los plazos fijos en pesos con la frase “Jamás en pesos, jamás en pesos. El peso es la moneda que emite el político argentino, por ende no puede valer ni excremento, porque esas basuras no sirven ni para abono”,

 la Asociación de Bancos pidió prudencia y responsabilidad democrática. La respuesta de Milei: “La verdad es que los bancos transpiran tanto socialismo”.

NADA ES ORIGINAL

Plagiador serial, Milei no respeta la propiedad intelectual. Y cuando no copia en sus engendros literarios textualmente a sus ídolos, es propagandista de sus ideas que aparecen como propias. Apenas algunos ejemplos para no abundar por razones de síntesis: la motosierra la tomó de la campaña del senador estadounidense Rand Paul. En el 2015 el hombre del sector más conservador del Partido Republicano, en la interna partidaria con Donald Trump, propuso destruir los impuestos, con una motosierra. 

 Que la justicia social es una aberración tiene su origen en la filósofa rusa, nacionalizada norteamericana, Ayn Rand, autora entre otros libros de “El Manantial”, “La rebelión de Atlas”, libros de cabecera también de Mauricio Macri, la que escribió: “A menos que logremos convencer a la gente de que la justicia social es injusta, de que la redistribución de ingresos es inmoral y que la igualdad mediante la ley es contraria a la justicia, una sociedad libre será inviable”.

Que las calles públicas escupen socialismo y que por eso hay que privatizarla está tomado de Murray Rothbard, alumno y discípulo de Von Mises en su libro de 1982 “La ética de la libertad” en el que escribió: “En la sociedad libertaria…las calles serían de titularidad privada, el conflicto se resolvería sin violación alguna de los derechos de propiedad de nadie. Los propietarios de las calles decidirían quiénes pueden acceder a ellas y qué indeseables deberían quedar excluidos si los dueños así lo quieren”.

El tema de la educación y de la salud y otros gastos estatales, lo toma de Robert Nozik, muy citado hace algunos años por Mariano Grondona, quien sostenía “el libre mercado es algo intrínsecamente justo”, escribió en 1988 “Anarquía, Estado y Utopía” donde sostiene: “Por ello no hay educación pública, ni atención sanitaria estatal ni cuidado del transporte, caminos y parques. Todas estas actividades implican una tributación coercitiva sobre cierta gente en contra de su voluntad que vulnera el principio de que cada uno como escoja, a cada uno según ha escogido”

Bien sostiene el periodista Guido Agostinelli en su libro “Falacias Libertarias. Cómo evitar caer en la estafa de moda”: “Las principales reivindicaciones del libertarismo moderno son el derecho a la propiedad privada como la base de todos los derechos, el Estado como enemigo y el principio de no interferir en la vida del otro”

Sobre el tema de la relación padres e hijos cuyo mentor es el cambista Ramiro Marra, candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, alguien que mezcla en dosis variables ignorancia y brutalidad, que toma de “La ética de la libertad” de Rothbard: “Si un padre puede tener la propiedad de su hijo (dentro siempre del marco de no agresión y de libertad de abandono de hogar) puede transferirla a terceros.  Puede dar al niño en adopción o puede vender sus derechos sobre él en virtud de un contrato voluntario. En suma, tenemos que enfrentarnos al hecho de que en una sociedad absolutamente libre puede haber un floreciente mercado de niños” Además defendía que los niños, sin importar su edad, tienen el derecho de abandonar el hogar, a buscar nuevos padres dispuestos a adoptarlos voluntariamente o a tratar de vivir por sus propios medios (basándose en el derecho de autoposesión). Muy bien acota Agostinelli: “libertarios como Ramiro Marra son contradictorios ya que los niños por ley (sostiene) no deberían asistir a manifestaciones de desempleados.

El programa libertario de Rothbard puede sintetizarse: “La abolición del sector público, la conversión de todas las operaciones y servicios que están a cargo del gobierno en actividades realizadas en forma voluntaria por empresas privadas”

Pero el mentor local de la escuela austríaca también es un propagandista de Milton Friedman, apóstol de la Escuela de Chicago, apologista de Pinochet, cuya aplicación de sus políticas económicas han provocado más muertos que otro emblema de la ciudad: Al Capone, mafioso famoso. Sin embargo, para Javier Milei “Entre la mafia y el Estado prefiero la mafia. La mafia tiene códigos, la mafia cumple, la mafia compite”

Bastaría comparar las propuestas de Milei, expuestas con una oratoria poblada de “o sea”, “digamos”, “es decir”,  que se transforman en una catarata de descalificaciones y de un lenguaje cloacal antes alguien que lo contradiga, con verdaderos liberales. Escribió Adam Smith: “La disposición a admirar y casi idolatrar, a los ricos y poderosos y a despreciar o, como mínimo, ignorar a las personas pobres y de condición humilde es la principal y más extendida causa de corrupción de nuestros sentimientos morales…No es muy irrazonable el que los ricos contribuyan al gasto público, no sólo en proporción a sus ingresos, sino en algo más que en esa proporción…..El interés de los empresarios en cualquier rama del comercio o la industria es siempre en algunos aspectos  diferente del interés común y a veces su opuesto. El interés de los empresarios siempre es ensanchar el mercado, pero estrechar la competencia……Si los elevados aranceles y prohibiciones a los bienes extranjeros que compiten con la producción del país fueran suprimidas abruptamente, los bienes extranjeros similares entrarían tan rápidamente al mercado local que arrebatarían de inmediato su puesto de trabajo y sus medios de subsistencia a varios miles de trabajadores.”

Foto: Sergio Piemonte.

ACIERTOS  DE MILEI

El  haber acertado con la caracterización de casta, tomado del partido español PODEMOS, para englobar a una dirigencia política desprestigiada, el enarbolar la bandera de la libertad que la cuarentena limitó y caló muy hondo en los jóvenes milenial, su imagen de enojo permanente que simbolizó el social con prescindencia de su menú de propuestas, y representó a franjas transversales de la sociedad muy disconformes, junto a un uso de las redes sociales extraordinario que le permitió llegar a lugares donde nunca estuvo y donde no tuvo la mínima estructura política. En cinco años, enviado por Eduardo Eurnekián a su propio medio para proteger sus aeropuertos concesionados de una posible venganza de Mauricio Macri,  y fogoneado por sus empleados más amarillos y taquilleros el insultador serial se convirtió en estrella televisiva y se paseó por todos los canales siendo su figura conocida de la Quiaca a Ushuaia.

UN SELECCIONADO DE DELIRANTES

Martín Krause, posible Secretario de Educación declaró: «Por qué no cumplimos nada. Dentro de todo, mejor. Esto me hace pensar un poco: imagínense si la Gestapo hubiera sido argentina, ¿no hubiera sido mucho mejor? En vez de matar seis millones de judíos, seguramente eran mucho menos porque hubiera habido coimas, ineficiencias de todo tipo, se hubieran quedado dormidos…, Pero eran alemanes. Ese es el problema que hubo». En un solo párrafo la autodenigración nacional, el nazismo y la eficiencia alemana. Lilia Lemoine, candidata a diputada por la Provincia de Buenos Aires, influencer, cosplayer, es terraplanista y antivacunas, con interrogantes como este: ¿es tan difícil agarrar a un enfermo de coronavirus, hacerlo toser arriba de una mesa y que después vaya otra persona –por supuesto sin factor de riesgo- a chupar la mesa y ver si se contagia o no se contagia?”. Asevera que la ciencia no quiere dar el brazo a torcer y decir que se equivocó en algo tan fundamental como la forma de la tierra”.Su último proyecto es el derecho de los hombres a la renuncia a la paternidad porque muchas mujeres pinchan los preservativos para quedar embarazadas y por lo tanto obligar a los hombres a casarse

La posible canciller Diana Elena Mondino sostiene con relación a las Islas Malvinas que hay que respetar el deseo de los isleños.

El economista e historiador Emilio Ocampo, autor de «Dolarización, una solución para la Argentina» que escribió junto a Nicolás Cachanosky, es asesor del candidato presidencial Javier Milei y posible presidente del Banco Central “para dinamitarlo”.Como descendiente del general Carlos María de Alvear, sostiene que San Martin es un agente inglés. Se le mezclaron los papeles porque es su antecesor Alvear quién le escribía a Lord Strangford, embajador inglés en Río de Janeiro, el 25 de enero de 1815: “Estas provincias desean pertenecer a la Gran Bretaña, recibir sus leyes, obedecer a su gobierno y vivir bajo su influjo poderoso. Ellas se abandonan sin condición alguna a la generosidad y buena fe del pueblo inglés, yo estoy resuelto a sostener tan justa solicitud para librarlas de los males que las afligen.”

La precisión no caracteriza a los libertarios. Milei confundió una bomba en el jardín de una casa con una bomba en un jardín de infantes.

Carlos Rodríguez y Roque Fernández, economistas del CEMA, una usina ultraliberal, son otros posibles funcionarios de un Milei presidente. Vinculado a Cavallo el primero con actitudes exóticas e intempestivas que anticipaban el camino a Milei; y el segundo, como sucesor del mentor de la Fundación Mediterránea.

Ramiro Marra candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confunde por su parte, la colonización española con la inmigración española.

LA ARGENTINA ANTE LA POSIBILIDAD DE SER UN CONEJILLO DE INDIAS

Imagen

Hasta ahora la ola a favor de Milei es tan fuerte que podría suscribir las declaraciones que alguna vez formuló el ex presidente norteamericano  Donald Trump: «Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos».

En ningún país del mundo se ha aplicado el menú de medidas que propone Javier Milei.

De aplicarse totalmente o aunque sea parcialmente, no tienen otro pronostico que una hecatombe.

Por eso Argentina, de ganar las elecciones LA LIBERTAD AVANZA, pasa a ser un conejillo de indias de falsos médicos que experimentan dislates cuando no han superado la categoría de aprendices de brujos.

Siempre queda la fundada expectativa, que, ante el horror del abismo, la mayoría de los argentinos reaccionen y no dejen su futuro a cargo de una empresa de demolición.

He analizado en otras notas el motivo de por qué emerge el fenómeno Milei, de su gran inserción en los argentinos del siglo XXI, de las enormes hipotecas contraídas por la democracia, de la crisis que se arrastra en la última década, de la enorme pobreza, de la impagable deuda, de la cerrazón del futuro, de la inseguridad que perturba la vida cotidiana especialmente de los barrios pobres, de la inflación descontrolada, de un Estado en muchísimas circunstancias ausente, de derechos atenuados o desaparecidos en la realidad  del mercado: encuentran en Milei un símbolo para expresar el enojo. Claro que los que padecen todas las desgracias, es difícil de persuadirlos que la casa muy deteriorada debe ser arreglada y no dinamitada. Que siempre se puede estar peor. Que la palabra cambio malversada puede ser el camino a profundidades más penosas. Que efectivamente se necesitan cambios muy profundos, pero no son los que proponen antiguos conservadores que se muestran desembozados por el clima de época o diletantes que desde afuera de la política proponen el suicidio como forma de vida.

*Periodista y conductor del programa radial El Tren.

Relacionado

La psicosis ordinaria como diagnostico psicoanalítico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *